José de Espronceda

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
José de Espronceda

Importante

Para ver correctamente ésta página, se recomienda Firefox como navegador y una resolución de pantalla de 1024 x 768.

7 de marzo de 2007

La pesca del congrio

Aunque oí decir a mucha gente que la pesca del congrio no tiene mérito alguno, no estoy de acuerdo. En realidad se necesita un equipo muy especial y también conocer los lugares donde habita y las condiciones mas idóneas del mar. Hablo de pescar grandes piezas, no latiguillos.
Para empezar, se puede pescar con dos técnicas distintas: A caña o a línea. Con línea, si se dispone de un aparejo adecuado (cable de acero de 1,5 m/m de espesor y a poder ser soldado y no con grapas) no representa mayores problemas que disponer de fuerza física para sacarlo. Recuerdo que aunque no es muy habitual, salen congrios de mas de 30 kilos y sería un desastre que ante un ejemplar semejante, se nos rompa el aparejo o no podamos hacernos con él.
Con caña, las cosas cambian. Tener en cuenta que el congrio, aunque no es un nadador muy rápido, tiene una fuerza descomunal, no proporcional a su tamaño. Por tanto el equipo deberá ser anormalmente robusto, tanto caña, como línea, carrete y cacea.
La Caña: La caña deberá ser como mínimo de 500 grs de acción. No es conveniente que supere los 3,50 metros de longitud, ya que si es más larga y clavamos una pieza grande, tendremos serias dificultades para controlarla. Si aplicamos la ley de la palanca, nos daremos cuenta de la diferencia que hay entre levantar un peso determinado con una caña de 3 metros o levantarlo con una de 6.
El carrete: El carrete será lo mas resistente que encontremos y con el ratio más bajo posible. La caja y el soporte deberán ser metálicos y no de carbono u otros tipos de fibra. También debe disponer de una bobina de gran capacidad, dado el diámetro de la línea que usaremos.
Son carretes muy adecuados los antiguos Mitchell de la serie 498. También los Sagarra eran muy fuertes. Entre los carretes que hoy podemos encontrar en el mercado, destacaría el Stella de Shimano (carísimo) el GS9 de Daiwa y el Tica Cibernetic. Estos dos últimos con una gran relación calidad-precio. El Tica además dispone de una bobina de gran tamaño, capaz de almacenar mas de 100 mtrs, de hilo de o,90. Es el que más me gusta de los que hay hoy en el mercado.
Línea y cacea: La línea a emplear será un monofilamento de 0,80 como mínimo. No aconsejo líneas multifilamento o trenzadas por carecer de elasticidad, lo que transmite los embates de la fiera directamente a la caña, lo que no es muy aconsejable.
La cacea, será de cable flexible de acero (multifilamento) de 1,5 m/m de espesor, como mínimo. Las gazas para enganchar el quitavueltas y el anzuelo, serán preferiblemente soldadas y no sujetas con grapas, ya que estas suelen ceder. Una forma fácil de construirlas es estañando un casquillo de cobre con un soldador de gas, que usaremos como un soplete, osea, quitándole la punta que traen para aplicar estaño y aplicando directamente la llama sobre el casquillo, que previamente untaremos generosamente con un desoxidante. Esto garantiza que nunca se nos soltará una pieza, por grande que sea. Hay que huir de los aparejos prefabricados. Normalmente no aguantan por un congrio medio decente.
Cebo: Cualquier cosa fresca preferiblemente, aunque no desdeñan una salazón. Son cebos muy atrayentes, la sardina, el chipirón, la boga, el chicharro, la xarda, la aguja y el muil.
Por último, el lugar donde encontarlos: Puertos, espigones, roquedales, pedreros y en general cualquier lugar que dispongan de cuevas. También es bastante habitual encontrarlos en las playas, en zonas próximas a los roquedos laterales. Sólo recordar que es cazador nocturno. Por el día permanecen en su cueva y no salen de caza. No obstante, si conocemos el lugar exacto donde está encuevado y le ponemos un cebo al alcance de su boca, no lo desdeñará.
Se me olvidaba algo fundamental. Cómo normalmente pescaremos desde cierta altura, es imprescindible disponer de una sacadera. Yo uso un "perro" con buenos resultados.
Finalmente decir que las condiciones ideales para su pesca son con mar en calma, sobre todo si pescamos en zonas de bloques de puertos. Si el mar está embravecido, no entrarán en estas zonas, para evitar ser golpeados, ya que como dije anteriormente, no son grandes nadadores y en estas condiciones se defienden mal.
Disculpad si hay algún error, pero este comentario es fruto de la experiencia y no de ningún artículo científico.
Un saludo y buena pesca.

2 comentarios:

tpsk dijo...

Buena exposición David.
Ya sabes que yo no soy muy forofo de ese pez, o más que del pez de las condiciones habituales de su pesca(puertos y mar calmada)pero de verdad que me gustaría mucho que un día me llevaseis a ellos.

Un saludo

David dijo...

Ya sabes que estas invitado. Iremos un día a esa puesta que tanto te gusta. Te avisaré en la primera salida que haga.